¿Cómo desarrollar tu marca personal?

  • Home
  • /
  • ¿Cómo desarrollar tu marca personal?

By admin / diciembre 23, 2019

¿Es acaso esta red la responsable de que nos preocupemos en desarrollar nuestra marca personal? ¿No lo hicieron antes otras redes? ¿No lo hicimos antes sin redes?

En octubre del dos mil cuatro conocí a Laura, durante el proceso de selección que realicé para contratar un(a) Practicante. Ella fue elegida y durante un año trabajamos juntos. En ese tiempo ambos éramos muy jóvenes, yo, poco meses antes antes, me había estrenado como Jefe de Recursos Humanos, a mis cortos y añorados 26 años, y ella, más joven que yo, obviamente, estaba en pleno proceso de inicio de su camino laboral.

Ese año nos sirvió para aprender mucho, el uno del otro, y para conocernos mucho más, al término de dicho periodo nuestra relación laboral ya se había convertido en amical, y luego, prontamente, se transformó en una relación fraternal, Laura se convirtió en mi hermana, una hermana que la vida me había dado, incluso pasamos dos Año Nuevo juntos, uno bailando, y el otro, diez años después, esperando a que la funeraria recoja el cuerpo de mi hijo, quien falleció a los nueve días de nacido.

Esta relación tan cercana y estrecha sirvió para ver de cerca su crecimiento profesional, luego de trabajar conmigo su periplo laboral la llevó por empresas de distintos rubros, muchos más de los que yo tengo en mi haber, y después de bregar en el mundo de la gestión de personal alcanzó una Jefatura de Recursos Humanos, la vi esforzarse para lograr ello, sin trabajar juntos, sabía lo bien que lo hacía, cada mérito logrado era por su dedicación a esto, se lo había ganado, tanto por ser una buena profesional, como una buena persona, una buena amiga, una buena hermana.

En la empresa donde conocí a Laura me quedé por nueve años, en octubre del dos mil doce decido dejar esta organización, a la que siempre le tendré mucho cariño, ahí me hice Jefe de Recursos Humanos, me dieron la oportunidad, me capacitaron y, sobretodo, me dieron la confianza para trabajar bien. Luego migré a otra buena empresa, en la que estuve poco menos de dos años, sin embargo, una de las mejores cosas que me pasaron ahí fue reclutar a Katherine, para que ocupe el puesto de Asistenta Social.

Katherine, siempre fue una chica con muchas ganas de hacer cosas, muy activa, cuando decidí contratarla le dije “necesito que me presiones todos los días”, y así fue, se le ocurrían cosas para hacer y estaba detrás de mi para realizarlas, yo llegaba con alguna idea y ella lo ponía en práctica, Katherine tenía muchas ansias de aprender y, además, hacía muy bien su trabajo.

El día que decido irme a otra empresa no contrataron a nadie para reemplazarme, fue Katherine quien tomó a partir de ahí las riendas del Área, llegó a ser Jefe Regional de Recursos Humanos. Alguna vez intenté llevarla conmigo para volver a trabajar juntos, pero no la dejaron ir, la retuvieron, le subieron el sueldo, lejos de apenarme, me sentí feliz por ello, por ella.

En esta última empresa, en la cual no pude concretar llevarme conmigo a Katherine, se dio la oportunidad de contratar un(a) Psicólogo(a) para realizar las evaluaciones psicolaborales a los candidatos a puestos de trabajo vacantes, entre las personas que entrevistamos se encontraba Analid, quien, por los años de experiencia y conocimiento que tenía, era especialista en el Área de Recursos Humanos.

Yo buscaba que, sobretodo, los informes a elaborar se encuentren alineados a lo que yo quería ver y leer sobre un candidato, y Analid lo entendió desde el inicio, bastó leer el primero de sus informes para decir que fuimos afortunados en seleccionarla, nos daba la información precisa, las conclusiones exactas y las recomendaciones correctas, nos daba gusto leer cada conclusión de sus informes, siempre tan profesional y detallado, definitivamente fue una de las decisiones más acertadas que tuvimos.

Los informes de Analid los veíamos Cristhian y yo, cada vez que nos tocaba hacerlo nos sentábamos a simplemente disfrutar de aquel análisis tan profesional. Cristhian era el Analista de Planillas en esta empresa, un muchacho bastante joven, que cuando lo conocí me dijo que en su vida sólo quería hacer planillas, al escuchar esa respuesta de su parte, sentí una gran desazón, pero a la vez, esto se convirtió en un reto para mi.

Trabajé con Cristhian durante tres años y medio, en ese tiempo, poco a poco lo fui metiendo a selección, pasó de hacer planillas, a entrevistar personas, empezó a hacerse cargo de algunos procesos, nos dividíamos los mismos, y comenzó a reclutar tanto como yo, se interesó a tal punto que se pagó un diplomado de Recursos Humanos, ello sirvió para empezar a entendernos mejor, y dejar de hablar sólo de montos y fechas de pago.

Pero lo que más pude rescatar de él, durante el tiempo que trabajamos juntos, fue su lealtad, obviamente necesitaba que trabaje bien, pero me interesaba más saber que podía contar con él para cualquier cosa, y, efectivamente, así fue, hasta en el ámbito personal.

Este año, muchas empresas nos confiaron buenos y grandes proyectos, entre elaboración de perfiles y manual de organización y funciones, estudio de clima laboral, desarrollo de evaluación de desempeño, procesos de reclutamiento y selección, implementación de la ley de igualdad salarial, etc., incluso hemos tenido la oportunidad de realizar una encuesta salarial para una organización proveniente de la ONU, para esto, y los otros proyectos, necesitaba formar un equipo, con los mejores profesionales que conozca y confíe, por ello inmediatamente pensé en Laura, Katherine, Analid y Cristhian, los convoqué a cada uno, los presenté, y ellos confiaron en mi, otra vez.

El tiempo nos dio la oportunidad de conocernos y trabajar juntos alguna vez, el ser testigo de la evolución de su marca profesional y personal nos dio una segunda oportunidad, no fue ninguna red, fueron ellos.

José Luis

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *